Jerusalem ciudad amada, ¡cuánto has sufrido!

“Pedid la paz de Jerusalem: sean prosperados los que te aman” (Sal. 122:6). “Malditos los que te maldijeren” (Gn. 27:29; Jer. 26:18. 15:5; Miq. 3:12).

En el año 587 a.C., Jerusalem fue atacada y destruida por las legiones de Nabucodonosor, y los Judíos fueron llevados cautivos. Pero a su tiempo cayó el imperio babilónico.  Los persas (el imperio siguiente), fueron moderados y tolerantes. Bajo Artajerjes I, Nehemías reedificó Jerusalem. Pero ahora, ¿dónde están esos imperios? (430 a.C.).

Después, con la llegada del imperio griego, Jerusalem fue devastada nuevamente en el año 198 a.C., el Templo fue profanado, sacrificaron animales inmundos sobre el altar y erigieron ahí un altar a “Júpiter”. Todo esto a cargo de Antioco Epifanes, adversario acérrimo, en su esfuerzo salvaje para exterminar a los Judíos. Miles de Judíos fueron vendidos como esclavos y sometidos a todas formas de tortura para obligarles a renunciar a creer en el Único Dios. Mas cayó también el imperio griego (146 a.C.).

La vocación santa del ministerio

Sin temor a equivocarme, puedo decir que no existe entre todos los oficios debajo de este cielo, otro más grande, más santo y más sublime, que el llamamiento para ser MINISTRO DE CRISTO EL SEÑOR.

Es el oficio que aun los mismos ángeles con santa codicia anhelan y desean, el oficio que relativamente a muy pocos hombres es conferido, un oficio que a diferencia de todos los demás, no sólo principia en esta vida, para cumplirse, sino también para ser recompensado para siempre en la eternidad. El Espíritu Santo habló por Daniel profeta, diciendo: “y los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan a justicia la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad” (Dn. 12:3). Uno de los hombres más eminentes en este oficio, el apóstol Pablo, nos dice: “ Téngannos los hombres por ministros de Cristo, y dispensadores de los misterios de Dios” (1 Cor. 4:1). Muchas otras porciones de la Escritura pudiera citar para comprobar lo sublime de la vocación santa del ministerio, pero más bien trato de fijar la atención de cada uno de nosotros en el precio y la condición para poseer esta honra: “Mas ahora se requiere en los dispensadores, QUE CADA UNO SEA HALLADO FIEL” (1 Cor. 4:2).

Estamos buscando voluntarios - Proyecto de transcripción

Hermanos y hermanas, estamos buscando a 100 voluntarios que estén interesados en ayudarnos a transcribir predicaciones de audio por el Pastor Efraim Valverde Sr.  Tenemos a cienes de predicaciones que aún no se han publicado en forma de artículo, y nos gustaría transcribir lo más que se pueda antes de que termine el año.  Lo único que usted necesita son las siguientes cosas: 

1) Un deseo de ayudar 
2) Accesso a una computadora
3) Email 
4) Poder seguir instrucciones básicas 

Fotos y reporte del Seminario en Salinas

Visite a nuestra galería de fotos aquí para mirar unas fotos de nuestro seminario.  

Reporte por nuestro Hno. Felipe M. Nava:

Saludos para todos nuestros hermanos lectores de esta Revista cristiana. Creo que puedo describir el ambiente de este pasado seminario en una palabra: ¡Maravilloso! Dios hizo acto de presencia y pues, qué les puedo decir de ello, cuando la Presencia del Único Dios se manifiesta, hasta el ambiente espiritual despide bendición y da vida eterna. 

Reloj de Dios - Enero, 2017

En el año 2016, la Asamblea General de la ONU adoptó 20 resoluciones en contra de Israel y sólo cuatro para el resto del mundo, una para Corea del Norte, una para Siria, otra para Irán y una para Rusia.

La Organización Mundial de la Salud condenó a Israel como “el único violador del mundo de la salud mental, física y ambiental”. Las mujeres de la ONU castigaron a Israel como el “único violador del mundo de los derechos de la mujer”, y no hizo ninguna mención sobre las prácticas misóginas (odio a la mujer) que se realizan en Arabia Saudita, Pakistán, Afganistán, Irán y otras sociedades que oprimen a las mujeres. Así también, la Organización Internacional del Trabajo, condenó a Israel como “el único violador de los derechos laborales”.

Donaciones

Si le gustaría hacer una donación para apoyar a este ministerio, haga click en el siguiente botón:
Donaciones