Anuncio importante para los suscritos en Revista Maranatha - dé clic aquí

LAS OPERACIONES DE ENGAÑO MÁS PELIGROSAS

MANIFESTACIONES DE LOS ESPÍRITUS

PARTE 5

 

LAS OPERACIONES DE ENGAÑO MÁS PELIGROSAS

En parte ya explico anteriormente sobre las operaciones más peligrosas del espíritu de error, y si las otras son sutiles y difícil de detectar, estas lo son aún peores. Pues estas ocurren a tal grado, que el cristiano y aun el ministro puede vivir poseído de ellas por toda una vida, y hasta terminar sus días sin darse cuenta de que ha estado siendo engañado. Y repito, solamente el Señor puede librarnos de ella cuando andemos en una humillación genuina delante de Dios.

Esta operación demoníaca se aprovecha del orgullo humano, de la arrogancia y de la soberbia, que son unas de las muchas “inmundicias de la carne” (1 Ped. 3:21), que aceptemos o no, residen en nuestra condición humana mientras vivimos. Estas “inmundicias” hacen contacto con las “malicias espirituales en los aires” haciendo al hijo de Dios que haga, hable, piense y sienta lo que no conviene. Al sentirse mal por ello el creyente, es común que en sus principios declare su mal. Pero al paso del tiempo, deja de hacer así y cae en la trampa satánica del enemigo aprendiendo a fingir. A fingir una perfección que no tiene y una santidad fingida que lo arrastra “honoríficamente” al infierno. Pues ahora tiene “apariencia de piedad, mas ha negado la eficacia de ella” (2 Tim. 3:2).

Ahora no solamente conoce la Palabra de Dios y da testimonio de ella, mas aun la enseña y la predica. Habla del amor, pero en su corazón hay aborrecimiento, desprecio y odio. Habla de la justicia de Dios, pero es injusto, traicionero y ventajoso. Habla de la sinceridad, pero vive en apariencia e hipocresía, y se ha ejercitado a la perfección en el fingimiento. Por lo regular Dios le habla al cristiano, inclusive al ministro, en el tiempo cuando empieza a ser víctima del desvío satánico aludido y empieza a envolverse en esa sabiduría “terrena, animal, diabólica”, de que nos habla Santiago apóstol.

Hay quienes han sabido escuchar la reprensión Divina, se han humillado, se han guardado cuidándose de “no dejar su primer amor” (Ap. 2:4). Los que siempre así han hecho son esa “manada pequeña” (Lc. 12:32) de qué habló el Señor. En cambio, han sido siempre una grande mayoría los que han sido arrastrados por las operaciones sutiles del enemigo, y creyendo que son libres, están presos. Creyendo que están bien, están mal. Y me consta que solamente el Señor, por Su misericordia, al paso de los años y las duras pruebas y tribulaciones, ha librado a muchos de la posesión de la soberbia y demás.

Pero también me consta, que son muchos los que han terminado sus vidas y han acarreado con ellos hasta la tumba su orgullo, sus fingimientos, sus jactancias, sus injusticias, etc. Estas son las operaciones más sutiles y peligrosas del demonio.

 

Dios los bendiga.

Pastor Efraim Valverde, Sr.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Donaciones

Templo Filadelfia
PO BOX 10271
Salinas, CA 93912
o contáctenos al 831-422-5024 / evalverde@evalverde.com

México puede donar en nuestra cuenta Banamex:
Número de cuenta: 4206 - 13939

También aceptamos donaciones por internet (de clic en el botón):
Donaciones