Guías para abrir congregaciones (documentos oficiales de gobiernos) - de clic aquí

LA FIESTA DE LAS TROMPETAS

 Por Rabino Shimon.

La Biblia dice: “Habla a los hijos de Israel, y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis sábado, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación” (Lv. 23:24).

En el Judaísmo, el primer día del séptimo mes es septiembre 28, es el día del año nuevo, ese día es Rosh Hashanah. La Biblia llama a este día, “Fiesta de Trompetas”, pero no da alguna explicación o significado. Es difícil imaginar que el Señor haya establecido un día de fiesta sin algún significado. La trompeta es un cuerno de carnero o un shofar.

En realidad, la Escritura llama a este día, el día de “Teruah”, que en hebreo significa “convocar” o “sonido”, palabras aplicadas al sonido de cuerno y no a trompeta de metal (Lv. 23:24). La Escritura no menciona algo referente al año nuevo, sin embargo, los Rabinos consideraron que el sonido de cuerno de carnero era un medio de conseguir la atención y anunciar la venida de Dios en nosotros. El sonido nos llama para prepararnos para recibir al Rey.

Los Rabinos fueron aún más allá́, anunciando que Dios se acerca hacia nosotros para juzgarnos para el próximo ciclo del año. Por esta razón, hoy se considera esta fiesta como el año nuevo para la humanidad, en la cual Dios examina las obras de todo ser humano y juzga la persona para el próximo año (12 meses). Esta fiesta es un preludio a Yom Kippur, el día de la expiación, que se lleva a cabo 10 días después. Durante ese día (Yom Kippur), es tiempo de arrepentimiento. Los Rabinos enseñan que, aunque el Señor juzga, Él nos da oportunidad para reflexionar sobre nuestros pecados y arrepentirnos. El shofar de Rosh Hashanah, nos recuerda de la misericordia de Dios.

Cuando se le fue dicho a Abraham que ofreciera a su hijo Isaac como sacrifico, Abraham subió al monte Moriah, un viaje de tres días, allí puso a su hijo Isaac en el altar y lo preparó para sacrificarlo. Sin embargo, un ángel intervino y dijo a Abraham que esa prueba era para probar su fe. Y el Señor se agradó de la obediencia de Abraham. Abraham alzó sus ojos y miró un carnero trabado por sus cuernos en un zarzal y lo tomó y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. El cuerno del carnero usado durante Rosh Hashanah nos recuerda de un padre que ofreció un sacrificio sustituido, así como el Señor Jesús fue sacrificado por los pecados de la humanidad. En el dilema y la crisis de la fe de Abraham, vemos cómo Dios nos dio a su amado hijo (Su Imagen visible manifestado en carne) como un sacrificio.

La fiesta de trompetas es el año nuevo para gente, animales y contratos legales del pueblo Judío. El Mishnah también establece a este día como el Año Nuevo para calcular en el calendario los años, y también los años sabáticos (Shmita), y el Jubileo (Yovel). Los Judíos creen que el Rosh Hashanah representa, en un sentido figurativo o literal, la creación del mundo y del universo. Sin embargo, según la opinión de uno de ellos en el Talmud (la de R. Eleazar), Rosh Hashana conmemora la creación del hombre, lo cual implica que cinco días antes (el 25 de Elul), fue el primer día de la creación del universo.

El profeta Isaías, dijo: “Acontecerá también en aquel día, que se tañerá con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido echados en tierra de Egipto, y adorarán al Señor en el monte santo, en Jerusalem” (Is. 27:13). La trompeta simboliza el cuerno del carnero que trae a memoria la sustitución del sacrificio del Señor Jesús, el Mesías. La trompeta del Mesías será sonada y escuchada por los perdidos y expulsados a las tierras de Egipto y Asiria, por las masas de la humanidad, quienes escucharán el shofar y responderán con arrepentimiento y responderán al Señor Jesús. Ellos vendrán a adorar al Señor después, en Su santo monte, en Jerusalem.

Que el Señor escuche las oraciones del pueblo Judío y nuestras oraciones por la trompeta del Señor, el gran shofar que sonará. ¡La redención vendrá a Sión y al mundo! Que la respuesta divina sea como la respuesta de Abraham, conforme a la voluntad del Señor. Amén.

Rabino Shimon.

Comentarios  

# CRUZ SURAHI 27-10-2020 16:05
El Señor nuestro Dios les bendiga por este y todos los artículos que nos comparten!

Les mandamos un fuerte abrazo desde sus hermanos de Hermosillo, Sonora, México.
Responder

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Donaciones

Templo Filadelfia
PO BOX 10271
Salinas, CA 93912
o contáctenos al 831-422-5024 / evalverde@evalverde.com

México puede donar en nuestra cuenta Banamex:
Número de cuenta: 4206 - 13939

También aceptamos donaciones por internet (de clic en el botón):
Donaciones