VAMOS ANDANDO POR “EL CAMINO”

Escribir un comentario

Llamo la atención del lector, sobre los varios Pasajes Bíblicos en el Libro de los Hechos de los Apóstoles, donde el Nombre del Señor Jesucristo es reemplazado por la Palabra “CAMINO” (Hch. 19:9. 19:23); y el día de hoy, le invito a considerar el significado de ello.

Para la mayoría de nosotros como cristianos, nos es bien conocido el Pasaje donde el Señor declara, diciendo: “YO SOY EL CAMINO…” (Jn. 14:6). Mas por otra parte, es sorprendente el número de cristianos que no realizan (y por consiguiente, no vienen a Él) el significado de esta sencilla pero profunda Expresión del Maestro. Todos reconocemos que la misma vida es un “camino” por el que tenemos que andar mientras vivimos, queramos o no. El apóstol Pablo abarca plenamente esta verdad al decir: “Porque para mí el vivir es Cristo” (Fil. 1:21), y con ello, confirma nuestro tema.

La mayoría de los hijos de Dios que hemos vivido en estos últimos años “en la libertad con que Cristo nos hizo libres” (Gál. 5:1), hemos recibido por la Gracia de Dios, más luz para entender el significado de “El Camino”, y hemos visto cada día más y más lo maravilloso que es caminar en Él, guardándonos de poner nuestra vista y nuestra confianza solamente en “El Camino”, que ahora es nuestra misma vida, y que está, como dijo el Salmista: “Impuesto en todos mis caminos” (Sal. 139:3).

Sabemos que es fácil hablar de esto y no entenderlo, y precisamente ha sido uno de los temas que por la voluntad del Señor hemos mencionado en cada plática y en cada predicación, puesto que hemos visto y comprobado, mil y muchas más veces, que confesar y hablar de Cristo el Señor, y no confiar en verdad en Él, es la trampa más sutil y eficaz que ha usado Satanás nuestro enemigo, y hoy, son miles y millones los engañados. Pero a la vez, Cristo (y solamente Él), está dando la iluminación a muchos, de en medio de esa multitud, para que conozcamos en realidad que nuestro “Único Camino” de salvación es Cristo. Andemos por “El Camino”, y no pongamos nuestra confianza en nada ni en nadie más, sino solamente en “El Camino”: Jesucristo nuestro Dios.

En ocasiones anteriores hemos escrito con relación a las profecías concernientes al “anticristo” (1 Jn. 2:18), “la bestia” (Ap. 13:1) y “la marca de la bestia” (Ap. 13:17), declarando que no es alguien ni algo que vendrá en el futuro, sino lo que ya hace siglos está presente en el mundo afectando a la Iglesia, y que en estos días, que son los últimos de la era de la Gracia, está operando por la misma voluntad de Dios para cumplimiento de Su Palabra, en una forma extraordinaria que solamente los ciegos no pueden ver. Esta “operación de error” (2 Tes. 2:11) de dimensión universal, está llevando a multitudes de cristianos que profesan conocer “El Camino”, a hacer “caminos” y a andar y confiar en ellos, trayendo como lógica consecuencia el desvío espiritual de sus vidas, creyendo en doctrinas de error y en enseñanzas y tradiciones de hombres (1 Tim. 4:1); viviendo en los pecados de la carne o en las inmundicias del espíritu (2 Cor. 7:1), o en ambas. Llevados en el engaño, hablan aun del “Camino”, mas no andan en Él.

Dios los bendiga.
Pastor Efraim Valverde, Sr.

Más Artículos

El misterio de Israel
El misterio de Israel “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis acerca de vosotros mismos arrogantes: que el endurecimiento en parte ha acontecido ... Artículos
Descarga gratuita (Mp3): Pastor Efraim V...
Descarga gratuita (Mp3): Pastor Efraim V... Nuestro Pastor Efraim Valverde III estuvo en Forest Grove, Oregon unos días atrás, y grabamos al mensaje que compartió. Descárguelo gratuitamente aquí como Mp... Artículos
Descarga gratuita: Revista Maranatha, Oc...
Descarga gratuita: Revista Maranatha, Oc... Visite nuestra sección de Descargas aquí para descargar nuestra versión más reciente de la Revista Maranatha. Si le gustaría apoyar este trabajo con una do... Artículos
La vocación santa del ministerio
La vocación santa del ministerio Sin temor a equivocarme, puedo decir que no existe entre todos los oficios debajo de este cielo, otro más grande, más santo y más sublime, que el llamamiento ... Artículos
Agregar al comentario aquí...
Eres un visitante
o escribir como visitante
Cargando al comentario... El comentario se renovará después de 00:00.

Sea el primero en agregar un comentario.